25 octubre 2021, lunes
spot_img
InicioRedacciónDavid contra Goliat en la Vega de LORA DEL RÍO

David contra Goliat en la Vega de LORA DEL RÍO

LOS VECINOS DE LA PEDANÍA DE SETEFILLA SE MOVILIZAN CONTRA EL AYUNTAMIENTO DE LORA DEL RÍO POR LA CONSTRUCCIÓN DE UNA DEPURADORA

A escasos ocho kilómetros de Lora del Río se encuentra Setefilla. Este poblado construido en los años sesenta por el antiguo IRYDA (Instituto de Reforma y Desarrollo Agrario) nunca estuvo en los planes de ningún trazado ferroviario, no tiene ninguna estación de autobuses, tampoco una autopista próxima que atraviese sus márgenes ni ningún río cercano que le pueda dar nombre. De hecho, el transporte público jamás ha tenido en Setefilla una sola parada en sus recorridos ordinarios, de manera que para acudir al médico, hacer la compra, realizar las gestiones diarias o atender cualquier tipo de urgencia, sus habitantes han tenido que recorrer con resignación esos ocho kilómetros que de forma precisa los coloca en el inclemente mapa de la España vaciada. En términos geográficos, Setefilla no es vega, ni es campiña y ni siquiera sierra, sino una extensa zona aparcelada donde un centenar de colonos y sus familias han podido sacar adelante con abnegación su propio proyecto de vida. Y de no ser porque cada 8 de septiembre esta pequeña aldea, pedanía de Lora del Río, queda en el paso de la tradicional romería de la Virgen de Setefilla, nadie se habría acordado nunca de estos vecinos y los setefillanos serían hoy unos ciudadanos desatendidos, como de costumbre, pero perfectamente pacíficos. Apartados de cualquier itinerario turístico y olvidados de las rutas políticas que señalan las campañas electorales, Setefilla estaba en paz hasta que llegó su depuradora. Y en los últimos días, este pequeño pueblo de las estribaciones de Sierra Morena se ha convertido en todo un obstáculo conflictivo e incómodo para las administraciones y en particular para el Ayuntamiento de Lora del Río. Sus vecinos, puestos en pie de guerra, han iniciado una batalla abierta contra la instalación de una depuradora de aguas residuales en el mismo borde de sus casas y sobre la única zona de juegos de los niños del poblado. Y, ahora sí, por primera vez en mucho tiempo, los setefillanos han dicho que hasta ahí podían llegar.

EL PROYECTO

Este mismo mes de octubre, el Ayuntamiento de Lora del Río ha iniciado la construcción de una EDAR a escasos 50 metros de las viviendas de los primeros vecinos y el lugar elegido no ha podido ser otro que la única instalación deportiva y de esparcimiento infantil con que cuenta el pueblo. Donde ahora hay una pequeña pista deportiva y un puñado de columpios para los críos, el Ayuntamiento de Lora ha decidido construir la depuradora de aguas fecales que en el futuro atenderá a una nueva urbanización, actualmente en construcción aunque todavía sin licencia para ser ocupada. El espacio efectivamente es dotacional, pero resulta extraño combinar el juego de niños y los posibles efectos nocivos para la salud sin ninguna solución de continuidad. Desde los años 60 en los que se construyó este pueblo de colonización, nadie había caído nunca en la cuenta del sistema por  el que Setefilla libera sus
aguas residuales en un arroyo cercano (el arroyo Zancarrón, varios kilómetros más abajo) hasta que esta nueva urbanización ha venido a poner a los vecinos en un nuevo aprieto.

jugandoconlaobraalfondo
Niños jugando con la obra al fondo

Nadie en el Poblado de Setefilla se opone a la urbanización ni tampoco a la depuradora, pero sí al lugar elegido para instalarla y al daño que eso les va a provocar. Y para decidirlo no ha habido mayor consideración ni consenso que la autoridad que al consistorio loreño le confiere su precaria mayoría actual. Sin escuela, sin tienda, sin médico, sin farmacia y sin ningún otro establecimiento de ocio ni de servicios, el Poblado de Setefilla se quedará ahora también sin unos simples columpios para los niños y sin su cancha deportiva de juegos. Hay quien dice que el lugar elegido no se impondrá sobre los columpios ni los va a desalojar, pero lo cierto es que se trata de idéntico espacio (unos escasos cientos de metros cuadrados) en el que actualmente juegan los menores y exactamente el mismo lugar en el que se encuentran las viviendas, algo así como construir un bloque de casas junto a las últimas tumbas de un cementerio o colocar un vertedero a la puerta de una catedral.

LA VIEJA HISTORIA

El proyecto arranca en el año 2009, cuando el entonces alcalde pospuso su construcción atendiendo a las reclamaciones vecinales. Años después, en 2016, la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir aprobó una ubicación distinta a más de dos mil metros de las viviendas y en terrenos no urbanizados. La solución parecía ideal, pero coincidiendo con la crisis económica el proyecto quedó interrumpido y cuando de nuevo se desempolva en la actualidad el Consistorio loreño vuelve a imponer la opción descartada. La causa está, al parecer, en los costes: construir la depuradora a la distancia legalmente recomendada conlleva más gastos de lo previsto y puestos a elegir entre las personas y un cierto ahorro, el ayuntamiento de Lora ha elegido el ahorro, algo a lo que este pequeño pueblo está sobradamente acostumbrado. Según el alcalde, Antonio Miguel Enamorado (PP) ese ahorro podría suponer en torno a los 400.000 euros, cantidad difícil de concebir para los vecinos en
tanto que el proyecto inicial ni siquiera superaba esa cantidad y cuando el promotor que se encarga de la obra lleva cobrados a día de hoy al menos 456.000 euros, sin que de momento se haya colocado un solo ladrillo en la obra. A dónde ha ido a parar ese dinero y por qué se pagó en su totalidad una depuradora que ni siquiera se ha empezado a construir es algo que probablemente guarde el secreto de los compromisos no declarados.

vecinosconcentradosenparque
Vecinos concentrados frente a su parque infantil y la pista de juegos

Organizados en la “Asociación La Ermita de Setefilla”, los vecinos han comenzado una guerra que no piensan parar. Están convencidos de que la razón y la justicia les asiste, aunque temen que cuando eso se produzca pueda ser demasiado tarde. Su presidente Javier Prieto lo explica así: “Tampoco es tan difícil de entender ni pedimos tanto, sólo pedimos que la depuradora no esté justo en el lugar en el que juegan nuestros hijos ni pegada a nuestras casas. Si en medio de la nada, como son estos campos, una administración es incapaz de encontrar una ubicación correcta que no sea esa, entonces ya me dirán dónde la van a encontrar. Y la fuerza mayor para ponerla aquí tampoco existe por ningún lado, por lo que deben ser otras las razones que hay pero, desde luego, no son medioambientales. Ninguna protección al medio ambiente puede existir si lo primero a proteger no son las personas lo que, por supuesto, incluye a los niños”.

La “Asociación de Vecinos La Ermita de Setefilla” ha interpuesto denuncias en la Fiscalía, ante el Seprona y ante el propio Ayuntamiento de Lora pero la construcción se ha iniciado este mismo mes y el plazo de ejecución es de un trimestre, por lo que a finales de diciembre la EDAR estará finalizada. Prieto no ve claro el por qué de tanta urgencia cuando lo que está en juego es la salud, la tranquilidad y la seguridad de los vecinos: “Hay un acuerdo con el promotor para que la depuradora esté hecha el 31 de diciembre y otro para que la obra se realice en tres meses, o sea, que con octubre, noviembre y diciembre͙ salen las cuentas. Sus motivos tendrán para tanta prisa, pero desde luego parece blanco y en botella”.

manifestaciondeprotesta1
Vecinos de Setefilla concentrados frente al Ayuntamiento de Lora del Río

En una reciente rueda de prensa, el alcalde Antonio Miguel Enamorado llegó a decir textualmente que “ni el Gobierno de España ni el Gobierno de Andalucía habrían permitido construir una depuradora en este lugar si supusiera algún tipo riesgo para los vecinos” y añadió que “el mantenimiento sería óptimo en el futuro”, pero lo cierto que el estado español lleva en los últimos años casi cuarenta millones en sanciones de la Unión Europea por incumplimientos diversos en la depuración de aguas y por los riesgos causados a las personas y al medioambiente. En Andalucía han tenido multas las instalaciones de Alhaurín el Grande, Barbate, Isla Cristina, Matalascañas, Tarifa, Estepona (San Pedro de Alcántara), Coín y Nerja, entre otros.  “A nosotros se nos pide que confiemos en algo que las administraciones son incapaces de cumplir como demuestran las sentencias de Europa. Algunas de las depuradoras que el alcalde de Lora ha puesto como ejemplo de construcciones fiables están sancionadas.
Ahora se acaba de descubrir que en las aguas fecales de los municipios existen grandes cantidades de virus del Covid. Sabemos además que en esos restos hay muchos más gérmenes, virus y bacterias y que una instalación de este tipo necesitará de una limpieza y un mantenimiento permanente, establecido como mínimo cada tres meses, por lo que hay que abrir los depósitos fecales, ventilarlos y tratarlos͙ sin contar, por supuesto, con las roturas o los problemas que puedan ir surgiendo. Y todo eso justo al lado de los niños que están jugando en el parque͙ ¿qué les decimos entonces? ¿qué ese día no se les ocurra pisar por allí? ¿qué solo pueden jugar los jueves o los domingos?… Creo que alguien se está metiendo en un charco peligroso que puede acabar muy mal si al final ocurre una desgracia”. “No es que tengamos que esperar a que la depuradora esté en marcha y totalmente construida para que meses más tarde haya que corregir posibles defectos y lamentarnos -dice Prieto- es que ahora es justo el momento de elegir la correcta ubicación͙ ¡Pero si es que hasta el PP, que ahora gobierna, acudió a las manifestaciones en contra de esta depuradora! ”.

PREOCUPACIÓN EN LA GUARDIA CIVIL

“Quien nos ha declarado la guerra ha sido el alcalde que, como consta en la denuncia ante la Fiscalía, telefónicamente nos llegó a decir que si queríamos guerra, la íbamos a tener. Nosotros sencillamente asumimos que nos la han declarado. Esto es una agresión en toda regla”.

Hasta ahora el pueblo lleva recogidas más de 400 firmas para impedir que el proyecto salga adelante. Se han convocado varias ruedas de prensa para dar a conocer públicamente el problema, el 3 de octubre se convocó una manifestación que transcurrió por las calles de Lora del Río y el lunes 4 los vecinos se encadenaron a las vallas que rodean el perímetro en el que se construye.

La Guardia Civil tiene una especial preocupación por los incidentes que se puedan producir puesto que los primeros carteles colocados en los márgenes de la construcción aparecieron con pintadas y derribados en el suelo. Según Prieto, la Guardia Civil les convocó a los representantes de la Asociación de Vecinos para indagar sobre sus posibles intenciones y para aclarar si pensaban cortar carreteras o realizar cualquier otro tipo de actividad más o menos subversiva. El grado de preocupación es tanto que, a diario, una patrulla de la benemérita realiza rondas de vigilancia sobre un escenario que de momento ha sido acotado con vallas de peligro y prohibiciones y delimitado con cámaras de vigilancia. Y cuando algún vecino se acerca por allí a gritar a los agentes que se marchen deL lugar, la patrulla se detiene y los vecinos son identificados y amonestados verbalmente. Los encadenados fueron denunciados además por un delito de obstrucción a los trabajadores de la obra.

Para Prieto este ambiente enrarecido y este anormal comportamiento de la benemérita supone una clara intimidación sobre una causa justa: “La Guardia Civil no investiga los hechos, sino las intenciones͙ Desde luego, no lo que está pasando con esas nuevas viviendas que están ocupadas sin licencia y sin desagües, pero sí indaga y coacciona sobre qué pensamos hacer nosotros para defendernos. Algunos días hay aquí más guardias civiles que cuando los independentistas protestaban en La Junquera, porque casi siempre tenemos a dos de ellos y en Cataluña había días que no se veía a ninguno. Pero por desgracia así se escribe la historia de este país: mano tendida a los que incumplen la ley y mano dura a los que intentan que se respete”.

manifestaciondeprotesta
Manifestación de protesta el pasado 3 de octubre por las calles de Lora del Río

Aparte del calendario de protestas y las movilizaciones previstas para los próximos días, la Asociación pedirá ayuda a cuantas organizaciones e instituciones les quieran escuchar y brindar su apoyo. De momento se han puesto en contacto con Ecologistas en Acción, Greenpeace, asociaciones de consumidores, partidos políticos y otras varias instituciones y organismos, sin descartar que tengan que acudir a los tribunales europeos si finalmente es necesario. “Si alguien tiene alguna duda sobre hasta dónde llegarán nuestras protestas, que pierda toda esperanza. Estaremos aquí cada día: hombres, mujeres y niños rodearemos la obra cuando aparezcan las máquinas; vendremos con nuestros tractores ͙ haremos turnos si hace falta, pero que pierdan toda esperanza. Nadie sabe lo tozudos que somos la gente del campo cuando nos arrinconan”.

Hace unos meses, el Poblado de Setefilla inauguró en el centro del pueblo el monumento a sus primeros colonos llegados hace cincuenta años. Representa a un hombre y una mujer que extienden con sus manos la semilla sobre los surcos de la tierra. El monumento fue sufragado totalmente con las aportaciones de sus propios vecinos y unas pequeñas ayudas de algunos colectivos sociales, pero el ayuntamiento de Lora del Río no aportó un solo euro con el argumento de que no disponía de Fondos. Aún así, Antonio Miguel Enamorado fue invitado como alcalde al acto de inauguración y, de hecho, pronunció un emotivo discurso sobre los sacrificios y dificultades que afrontaron aquellos primeros pioneros. Casualmente el Ayuntamiento de Lora construye estos días un spa en la piscina pública municipal con cargo a su presupuesto. Aunque se trata de las extrañas paradojas del gasto y del ahorro en los
presupuestos públicos y las cuentas de todos, en Setefilla ni siquiera llegan a tanto. Es poca cosa lo que sus vecinos ahora defienden, pero son sus casas, es su salud y, a fin de cuentas, es su poca cosa. No están dispuestos a marcharse de aquí ni a moverse del lugar en el que siempre han vivido y esperan que alguien entienda que es preferible mover de sitio cualquier instalación pública que lamentar toda una vida no haberlo hecho. Si no se pueden llevar el pueblo y a toda su gente con él, en Setefilla solo esperan que al menos se lleven más lejos su primera depuradora.

javierprietoportavoz copia
Javier Prieto, portavoz de la Asociación de Vecinos La Ermita

*Este reportaje pertenece a la Asociación de Vecinos Ermita de Setefilla que expresamente autoriza la reproducción, difusión y divulgación del mismo, tanto total como parcialmente, a cualquier medio de comunicación que lo desee así como a cuantas personas estén interesadas en reproducirlo. De la misma forma la Asociación se pone a disposición de cualquier interesado en aportar cualquier aclaración o el envío de otro material documental o
gráfico.

LoradelRio.NeThttps://loradelrio.net
LoradelRio.NeT se creó el día 1 de noviembre de 2002, era una época que todavía el internet era un bicho raro. LoradelRio.NeT perseveró y con muchas dificultades pero también con muchas satisfacciones aquí sigue, prestando un servicio de información totalmente altruista y poniéndola al servicio de todo Lora del Río y de muchos Loreños por el mundo. Gracias por seguirnos.
- Publicidad -spot_imgspot_img

Más Popular

Comentarios Recientes